Forúnculo 144

– Eso es por culpa mía. Tenle mejor respeto, y veinte ojos, por si acaso. Yo le tengo en cuarentena desde hace mucho tiempo… ¿Oye. Estás escuchando las sirenas de la poli?

– Sí, y segura estoy que vienen a detener al Peligroso hombre de la Oscuridad.

– ¡Hala!, ya lo has bautizado con otro nombre.

– Sí, si no la importa me espero a ver qué sucede.

– Tú misma, de todos modos te lo puedo contar yo, mujer. Saca la escoba y haz que barres la acera y yo llevo el cogedor y el cubo. ¡Apúrate!

– Ahí estoy.  ¡Los coches de la poli!, y son varios, se desvían a otra calle, justo la de atrás, o sea nuestro gozo en un pozo. ¡Me cachisss en la pena!

Entramos en casa y digo a Paquita que se marche. Oigo voces por ahí, pero carecen de importancia para mí. No hay forma de que Dios me facilite las cosas. Una de las voces sí, que reconozco, es ¡Javier que viene!

– ¡Hola cariño! ¿Cómo estás? Estaba deseando llegar a casa, pero tres vehículos de la policía, municipal y nacional nos lo impedían.

– Sí, el Forúnculo atacó de nuevo anoche, cuando lleguéeee… a la cocina, era en el porche y luego en la habitación de Paquita. Mujeres pedían socorro, no te digo más. Bueno ¿Qué tal el viaje? Un horror ¿verdad?

– Sin ti, solo es trabajo.  Y los restaurantes por la noche son lo mejor, porque probamos platos nuevos. Pero un agobio terrible, nena. Ya sabes, cuanto antes terminamos el trabajo, antes regresamos a nuestra casa.

– Claro, tenías que haber llegado ayer, pero la resaca te lo impidió, hasta para llamarme. “Es normal”.

– ¿No te llamé ayer? –Dios la cagué–. ¡No me lo puedo creer! Debí quedarme dormido, y hoy ha sido un día lleno de obstáculos y tensiones. Perdona, nena, cariño, pero como mi mente siempre está aquí con los niños y contigo, pues se me pasa llamarte.

– ¡Jajaja! Lo entiendo amor, pero es que aquí me llamas todos los días e incluso tres veces. ¡Da lo mismo ya estás en casa!… Ignoro por cuanto tiempo.

Publicado en Redes Sociales del 20 al 27 de noviembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *