El porqué de Laboratorio de Sueños

 


Si usted cree en sus sueños y desea saber un poco más sobre su funcionamiento y sacarle más provecho a estos mensajes, confío en poder echarle una mano.


 

¿Por qué necesitamos soñar? – Los estudiosos del funcionamiento del cerebro

La pregunta que se puede estar haciendo es: ¿Para qué necesitamos dormir? La respuesta es porque lo necesitamos para soñar y vivir en equilibrio. Sin dormir no hay sueños, sin sueños nuestra alma no se puede comunicar y si el alma no se comunica con la mente y ésta con el cuerpo, no tenemos alternativa para cumplir el destino que cada uno tiene asignado durante su vida en la Tierra.

Hay infinitas teorías o ejemplos sobre las funciones del sueño.  Hablemos sobre las más empíricas, aceptables y útiles y hablemos también sobre alguno de los científicos que han estudiado el sueño, como:

  • * Hans Berger: El interés por la manifestación del cerebro.
  • * Nathaniel kleitman: (dement and kleitman) localizarlas fases del sueño.
  • * Eugene Aserisky. ¿En qué fase sueña el durmiente?

El doctor Hans Berger luchó por demostrar al gremio científico que la telepatía existía y era una capacidad mental que todo individuo tenía. Unos de forma más desarrollada que otros. Esta idea no tuvo muy buena acogida entre sus colegas, pero otro deseo que sí vio satisfecho, fue demostrar empíricamente cómo se manifestaba el cerebro motivado por estímulos del medio exterior o del estado mental e interior del sujeto, dependiendo del estado alterado de conciencia el que éste se encontrase. Berger comprobó que el cerebro generaba una energía que podía ser recogida por el Electroencefalógrafo, registrando en un papel ondas que se podían medir en ciclos por segundo (c.p.s.). Las ondas descubiertas fueron Beta y Alfa. Las primeras se referían al estado en el que nos encontramos haciendo vida normal, trabajando, paseando, estudiando etc. Los c.p.s. que se producen en este estado son de 14 a 20, mientras que en el estado Alfa, se producen 14 a 7 c.p.s. Este estado indica que la persona está relajada en una situación que produce, por ejemplo, el sopor de la digestión. Este trabajo vio la luz en 1929.

Desafortunadamente, Berger se suicidó en el año 1941 tras una fuerte depresión, motivada por el advenimiento del Nazismo al poder, aunque otros investigadores siguieron su labor utilizando el Electroencefalógrafo, detectando otros estados del cerebro como el de relajación, en el que se producen ondas Alfa y Theta que indican estados que se denominan estado de relajación alfa y estado de sueño profundo theta, y en el que se producen de 7 a 4 c.p.s. (Alfa) y de 3 a 6  c.p.s (Theta). Existe otro estado más profundo, totalmente inconsciente, en el que se producen ondas Delta, de 1 a 3 c.p.s. Por último, se definió un estado de ausencia casi total de ondas (de 1 a 0) que lo denominó nivel Gamma o de encefalograma plano.

Nathaniel Kleitman, investigó sobre las fases del sueño junto con sus colaboradores y definió lo siguiente:

  • 1ª Fase- Estado de vigilia, de 20 a 14 c.p.s. (que correspondía con el estado de alerta y sus ondas Beta definidas por Berger)
  • 2ª Fase- Estado de duermevela, de 14 a 7 c.p.s. (correspondiente al estado de relajación o sopor de Berger y sus ondas Alfa)
  • 3ª Fase- Estado de relajación media, de 7 a 4 c.p.s., que Kleitman definió como nivel en el que se emiten ondas Theta y al que, también, llamó estado del sueño.
  • 4ª Fase- Estado de relajación profunda o de sueño profundo, de 4 a 1 c.p.s. y que definió como nivel de ondas Delta.

Eugene Aserisky, (colaborador de Kleitman) se interesó por saber en qué momento del sueño se producían los sueños. Investigó con bebes y, en particular, con su hijo de ocho años. Era un buen trabajo ya que los niños duermen mucho y por lo tanto sueñan más y muchas veces. Fue con su hijo que descubrió la fase REM (del inglés Rapid Eyes Movement) o MOR (en español Movimiento Oculares Rápidos). Aresky descubrió que, cuando una persona que está dormida profundamente comienza a mover los ojos en todas direcciones, si se le despierta en ese mismo momento, es casi seguro que nos contará una historia onírica que recordará perfectamente. Es decir que, en ese momento, estaba soñando.

También aportó un importante hallazgo: Estando el soñante en plena actividad los c.p.s. subían de 7 a 14 o a 20 luego bajaban en función, según Aserisky,  de lo que la persona estaba soñando. Es decir que se demostró que el cerebro no funciona de una manera lineal, sino que su funcionamiento se altera incluso cuando, supuestamente, está relajado por estar la persona durmiendo.

 

¿Qué nos impide dormir? – Los Trastornos del sueño

Hay estudios basados en la privación del sueño con persona que se ofrecieron voluntarias. Gracias a ellos podemos conocer los trastornos del sueño.

Parasomnios. Sondesordenes no especialmente graves, pero que sí que afectan a la forma de dormir: Estar herido, escayolado, darle vueltas a los problemas etc., episodios fáciles de resolver. Podemos mencionar los siguientes:

  • Sonambulismo (caminar dormido)
  • Movimientos periódicos: calambres en las extremidades, privación de movimiento y dolor.
  • Bruxismo (Presión y frotamiento de la dentadura)
  • Parálisis del durmiente ( o estado de sobresalto)
  • Sueño de terror  (o despertares confusionales)
  • Enuresis Nocturna (orinarse  en la cama)
  • Pesadillas (pertenecen a la 2ª fase del sueño)
  • Somniloquia: (hablar en sueños)

Disomnios. Estos sí son alteraciones importantes que afectan a la calidad y a la cantidad del sueño perturbando seriamente la salud del sujeto que los padece. Puede producirse tanto por dormir en exceso como por falta de sueño.

  • Síndrome de Apnea (Dificultad para introducir aire en la garganta produciéndose momentos en los que el aire no entra en los pulmones)
  • Central (se detienen movimientos del tronco)
  • Obstructiva (vías respiratorias altas impiden el paso del aire)
  • Mixtas (la central y la obstructiva se unen)
  • Narcolepsia (alteraciones en la fase 4ª del sueño, es decir en la fase REM): Dormir en exceso, caer dormido en cualquier momento y lugar,  en contra de la voluntad del durmiente.
  • Cataplejía (pérdida brusca del tono muscular): El sujeto se queda sin fuerza y cae al suelo.
  • Falta de serotonina en el cerebro: Ésta impide la sintetización de la Melatonina en la Glándula Pineal, impidiendo la falta de sueño.

NOTA: La Serotonina disminuye al final del día que es cuando se segrega la Melatonina, que es un narcótico natural que nos conduce a un placentero sueño. Por las mañanas, el proceso es el inverso y la Serotonina nos ayuda a mantener la actividad.

¿Cuáles serían las consecuencias si no dormimos?

En la 3ª fase del sueño, es en la que se regenera el sistema celular aportando la energía necesaria para seguir viviendo en equilibrio. Aquí el cerebro procesa todo lo vivido y sentido en el estado de vigilia. Limpia de sustancias perjudiciales que produce aquél ha estado despierto.

Esta fase, es también un reloj biológico, que se encarga de la lactancia, menstruación, temperatura corporal, hormona del estrés, cortisol y función sexual etc. También es normal que en el estado del sueño 3ª fase se aumente la secreción de la hormona del crecimiento (hgh). Y cuando un bebe o niño tiene fiebre, varicela, sarampión etc. y duerme mucho los padres o abuelos observen que ha crecido, lo cual suele ser cierto. También se incrementa el sistema inmunitario.

Casi todos los seres vivos necesitan dormir y por supuesto para el hombre es fundamental. Ya lo he mencionado anteriormente y lo comento ahora con otra perspectiva. Imagine que no dormimos durante varios días, en todos los casos, los desequilibrios emocionales, mentales y físicos alcanzarían tal magnitud qué moriríamos presos de una locura total. Es posible que si no nos matamos dándonos cabezazos contra la pared, lo haríamos lanzándonos por una ventana. La privación de sueño no es en absoluto una de nuestras capacidades a explotar, ni siquiera a explorar. Es una tortura de la que no se sale ileso.

Se dice que se suele producir un ciclo completo de REM cada 90 minutos. Durante las primeras horas de la noche, se producen más sueños ya que se suele dormir el periodo más largo (de entre 3 a 4 horas). En ese período de tiempo, se pueden tener 3 ó 4 sueños de diferente tipología. De madrugada se duerme pero teniendo menos fases REM, ya que el durmiente se inquieta más veces saliendo de la fase 3ª a la 2ª e incluso a la 1ª.

Con el paso de los años va disminuyendo la cantidad de horas de sueño que se necesitan, y, por lo tanto, la fase 4ª REM disminuye. Un bebe puede dormir entre 18 a 20 horas al día y puede tener más sueños manteniéndose en las fases 1ª, 2ª, sólo el tiempo suficiente para mamar y ser bañado y amado. La causa es simplemente evolutiva. A partir de un año o dos ya se alargan las fases 1ª y 2ª.

Una persona en España puede vivir una media de 80 años. El 60% de ese tiempo, lo pasa trabajando, el 15% Descansando, el 20% durmiendo y el 5% Soñando en Fase REM.  A partir de los 40/45 años,  se va reduciendo poquito a poco la necesidad de dormir hasta los 70 ó 80 años, edad en la que, con dormir 5/6 horas, es suficiente para estar en perfecto estado.

El dormir más o menos tiempo, depende de muchos factores relacionados con la forma de vivir del individuo, así como de su personalidad, psicología, etc. Así, el sueño estará en función de si el sujeto es muy activo, inteligente, creativo, padece estrés o es tranquilo vive en paz o está pasando por una etapa de sufrimiento. Es posible que el cuerpo descanse ya que apenas se mueve físicamente, aunque el cerebro está en plena activación consumiendo más oxigeno y azúcar.

Es muy importante respetar los ciclos del sueño y los sueños. No debemos despertar al soñante, la interacción sobre él supondría que el durmiente se levante de mal humor, cansado y mermadas sus capacidad de acción. El ciclo es de aproximadamente 70 minutos de sueño,10 soñando y 20 nos hallamos en un estado intermedio, movemos el cuerpo adoptando diferentes posturas y recorreos la fase 3ª y 2ª para de nuevo bajar en orden hasta la 4ª en la que fabricamos las historias oníricas. Uno de los enemigos para despertarnos en pleno ciclo sería el despertador o el grito de la madre (¡¡Levántate Jaime!!) Si el sujeto está en plena producción de un sueño y se le despierta, su estado anímico será de lo peor. Se debe observar el movimiento de los ojos y si no se mueven, es el momento de despertar suavemente al soñante.

La siesta es importante por varias razones: Una es que en ese periodo de 15 a 20 minutos el sujeto se sana a nivel físico, psíquico y mental, como decir que uno se levanta con las pilas cargadas. Eso sí no hay que sobrepasar los 20 minutos, de hacerlo se levantará de muy mal humor, cansado y torpe.

Los sueños:

Qué es un sueño y para qué sirve. El lenguaje de los sueños

He mencionado al principio que, no se puede vivir sin soñar, al igual que no se puede vivir sin dormir.

Filósofos, estudiosos y científicos o forenses dividen el cuerpo en partes. Los primeros de forma metafísica, los dos últimos de forma física. Yo lo divido en 3 partes: Alma, Mente y Cuerpo. Para entendernos, el Alma es la energía más alta que forma la entidad única, la Mente es el colaborador más servicial de la primera y el cerebro-cuerpo es quien hace las tareas para que el Alma consiga vivir su destino en la tierra. El cuerpo es el milagro hecho realidad. No tengo palabras que puedan manifestar la grandeza y el respeto que me merece semejante obra de ingeniería tan sutil y a la vez tan vulnerable.

Un sueño es el mensaje que envía el Alma a la Mente para que sea gestionado y cumplidas sus tareas por ésta y por el Cuerpo. Para que los deseos de la entidad sean cumplidos día a día. La vía que ésta utiliza se encuentra en la fase 4ª y se llama REM o MOR. La mente subconsciente es la más cercana al Alma, la mente sbt. Codifica el mensaje en símbolos y signos para no dañar a la mente consciente, que tanto sabe sobre el dolor infringido por personas cercanas a ella. De llegarle el sueño tal cual lo rechazaría de inmediato y sería más complicado de gestionar las tareas encomendadas.

Entre la Simbología, podemos mencionar las siguientes:

Particular: El idioma de los sueños se comienza a crear estando cuando el individuo es aún un feto dentro del cuento de la madre. Todo lo que ésta sienta con los estímulos exteriores e interiores, como sonidos, golpes, visión o sensaciones emocionales, éste las memoriza y archiva para no olvidarlas. Cuando este sujeto nace comienza a desarrollarse con un paso por delante. Cuando escuche un sonido determinado, lo asociará al material archivado durante su gestación y, poco a poco, irá creando su particular idioma de los símbolos con los que su mente inconsciente codificará las historias oníricas o mensajes que el Alma le vaya enviado a lo largo de la vida.

Esta simbología Particular es la más importante para analizar un sueño. Luego están otras simbologías como:

  • La Universal, que contiene símbolos genéricos y comunes a todos los hombres como el Tierra, el Agua, el Fuego y el Aire o Éter. Aparecerán en todos nuestros sueños.
  • Los Nacionales, en donde una pintura de Goya simbolizará a España, la Torre Eiffel a Francia, un vikingo a algún país del norte de Europa, etc.
  • Cajón de Sastre de importancia: Sangre, agresividad, odio, amor, la muerte, nuevas tecnologías y muy importante los colores.
  • Tipos de sueños:
  • Están clasificados muchos tipos, entre los que se pueden mencionar los siguientes:
  • Psicológicos: Gestión de situaciones recientes o del pasado, compensatorios, de liderazgo, de influencia mental.
  • Prodrómicos
  • Premonitorios o Proféticos.
  • Divinatorios.
  • Con ángeles.
  • Con difuntos.
  • Con vivos que van a morir

No voy hablar de todos, para eso, pueden leer más ampliamente el libro Laboratorio de Sueños. Aunque sí que deseo hacer mención al primer sueño de la noche en el que el individuo se suele llevar sus preocupaciones más recientes y también el sueño de la siesta en el que no se suele llegar a niveles muy bajos de relajación y sin embargo contribuye a fijar en la memoria todo lo vivido en el día y reforzar los recuerdos. De hecho, se puede hacer una aplicación práctica de esta situación estado si estudiamos en el estado de relajación Alfa o fase 2ª o en Theta fase 3ª. Memorizaremos mucho mejor lo leído.

Si una persona está buscando una alternativa para solucionar un problema o investigando sobre algo y no es capaz de dar con el resultado, es muy probable que si se duerme pidiendo a su mente que encuentre el elemento o solución al problema, la parte inconsciente de dicha mente se lo presente en forma de símbolos que el soñante debe procurar descodificar utilizando la simbología de la que hemos hablado con anterioridad.

Conscientemente estamos mermados de libertad de pensamiento y de creer en nuestra imaginación e intuición. Solemos prejuzgar y no creer en ese departamento creativo y maravilloso. De ahí que estando inconsciente desaparece la restricción “lógica” permitiendo la fe y desinhibición dando rienda suelta a la razón más elemental.

A lo largo de la historia ha habido científicos, ingenieros, médicos, que  consiguieron grandes resultados a sus búsquedas y necesidades.  En nuestro cerebro hay tanta información que cualquier persona es capaz de conseguir hacer realidad su necesidad o sus deseos. ¿Quién puede asegurar que muchas de las obras de pintores como Dalí no representan sueños suyos?. Antes de pintar algo, ya está en la mente del pintor, antes de escribir una música en una partitura, ya existe en la mente del músico. Seguro que Mozart, Beethoven y tantos otros no podrían hablar de esto.

Sé que hay personas que se creen grandes expertos en el mundo onírico. Médicos, filósofos, mecánicos, psicólogos y hasta ingenieros que opinan que los sueños solo son el amasijo de símbolos y situaciones recogidas por la memoria durante el día vivido y que no sirve para gran cosa. No voy ha entrar en discrepancias ni discusiones con personas que muy posiblemente no le hayan dedicado el tiempo necesario para haber llegado a satisfacer su necesidad en este asunto.  Yo les animo a investigar más a fondo y, sobre todo, a plasmar un sueño sobre papel y dedicarle el tiempo necesario a su estudio y no desechar nada. Les aseguro que tendrán la oportunidad de ver y comprender esa historia onírica.

De unos años a esta parte la Tomografía por Emisión de Positrones (TEP) Ha permitido verificar zonas del cerebro que están involucradas directamente en los sueños. Las actuaciones visuales y movimientos de los personajes que actúan en la obra onírica hacen que algunas partes del cortex cerebral se activen con más fuerza que cuando se está en estado de vigilia. Claro que, si la intensidad que provoca el sufrimiento o emociones fuertes se sienten en estado de vigilia, también motivarían de igual forma, lo mismo que una actividad física fuerte harían subir las ondas y picos en el electroencefalógrafo. Si un soñante corre, arremete a otro personaje con ira o llora con un sentimiento profundo, no motivará igual que si el soñante nada en una piscina con aguas cálidas. Nuestra mente acepta mejor este último sueño.

¿Podemos interpretar lo Sueños?

Veamos… sí… y no. He explicado y hablado antes sobre el idioma de los símbolos y sobre qué es un sueño. Me sigo manteniendo en ello y admito que, a lo largo de la Historia, ha habido mucha gente interesada en el mundo de los sueños y lo que éstos quieren transmitir. Desde los sacerdotes denominados Escribas del Antiguo Egipto hemos avanzado un poco. José El Egipcio demostró que existe una capacidad innata en algunos individuos y qué era la Oniromancia. Estas personas son capaces de “escuchar” un sueño y darle forma descodificando los símbolos y signos para comprender  el mensaje. ¿Cómo lo hacen? No lo sé, se me ocurre que pueden ver, sentir la parte de la vida más en la superficie del soñante a través del cerebro. Lo que preocupa al sujeto, la necesidad de solucionar problemas del momento y muy importante de donde parten. Sería algo así como y leer la mente del soñador y de una forma compleja descodificar y alinear los códigos en forma coherente. Es lo que llamaríamos un Don. Luego están los que van de oniromantes y videntes, que les da igual leer el tarot, utilizar el péndulo (Radiestesia) que interpretar un sueño. Yo, en las conferencias que imparto, suelo, al final del coloquio, jugar con los asistentes a interpretar algunos de sus sueños. Siempre aclaro que lo que se va a hacer es “jugar a interpretar ese sueño” que llevan en el recuerdo. Es probable que no acierte, no lo discutiré, pero no olviden que llevo casi toda mi vida embutida en esta práctica de analizar símbolos y dicha práctica es un recurso favorecedor a la interpretación. De todas formas, también puede pasar que esa interpretación se la dé a medias perdiéndose mucho material importante, tanto por parte del soñante . como de la mía.

Para interpretar un sueño es necesario un tiempo, tener al soñante delante con el sueño anotado y sin contaminar con añadidos racionalizados para hacerlo coherente, y, si es posible ir símbolo a símbolo preguntando al soñante qué es para él cada uno de esos símbolos. Los signos es cierto que también los pone el soñante, pero pertenecen más a la cultura de las naciones. Una señal de tráfico de STOP o un Paso de Peatones, es igual en Europa que en EE.UU. o Rusia. El material que aporta el sujeto hay que analizarlo junto con el soñante y el especialista le da forma. Entonces, y sélo entonces, se puede pasar al análisis de esa historia onírica. No vale comprarse un libro de diccionario de sueños y adaptarlo al sueño de uno mismo, porque los significados de los símbolos no son en absoluto los mismos para todas las personas. Recuerde, los Símbolos Particulares, son propios de cada persona.

Un ejemplo:Dos personas sueñan con una vaca igual, a una le encantan las vacas y a la otra le aterran. ¿Ven? A la hora de analizar ese sueño no puede significar lo mismo ¿Verdad?  Recuerden siempre: símbolo y su significado.

¿Los colores con los que se sueña son importantes?

Sí, sobre todo por que el soñante nos cuenta cómo se siente de ánimo, la época en que puede hacerse realidad ese sueño, la esperanza con la que ve el futuro. Cada color tiene un significado para el soñante y no es igual para cada individuo.

Debemos preguntar cuando el soñante sueña con colores qué significa para él. Por ejemplo, en mi sueño el salón es rojo. Las paredes también y el pasillo que recorría era azul, estaba en el mar, pero yo no pisaba el agua.

Lo ven, ¿Por qué no pisa el agua? Está en el salón rojo…..luego solo son las paredes y de inmediato está en el pasillo azul celeste y está en el mar.  Símbolos y símbolos.

Les voy a poner fotos de sueños reales, para que se hagan una idea de cómo se presenta un sueño dibujado. Les añadiré una breve interpretación que en su momento fue previamente analizado por mí.

 

ENLACES RELACIONADOS

ÜLTIMAS INTERPRETACIONES DE SUEÑOS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *