¿Qué hacer después de tener un sueño?

Como explico más abajo en este blog, un sueño se recuerda al “despertarse”, o sea es un estado semiconsciente, aunque suficiente para anotar la historia onírica tal y como se ha vivido. ¡Nunca y digo nunca! se debe añadir una sola palabra más allá de las que contenga las escenas. Es posible que el contenido sea incoherente, absurdo, sin pie ni cabeza. Da igual, se escribirá tal cual.

Es importante que destaquemos los sentimientos que nos produce determinada escena: pena, tristeza, llanto, miedo, felicidad etc.

Colores, muebles, ropa, calzado que llevan los personajes y muy importante los sonidos: música, puerta que se abre, taladradora, teléfono, despertador. Cualquier olor o elementos que hayan participado en el sueño.

Escriba si le es posible sin dar la luz. Hay ocasiones en las que la luz de la habitación nos saca del estado semiconsciente al consciente y enseguida acuden las tareas del día y olvidamos el sueño.

Observaran que es muy divertido descubrir que podemos escribir a oscuras y cada día con más perfección. Tan solo deben poner la mente concentrada en la libreta y el lápiz y pendientes del objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *